Curso de Derecho para traductores

La característica principal del curso de Derecho para traductores es que integra el aprendizaje de nociones jurídicas en la práctica de la traducción especializada. Con cada uno de los módulos, el alumno ampliará sus conocimientos jurídicos del sistema español y del sistema anglosajón y adquirirá una mayor destreza en traducción jurídica.

Dichos conocimientos le resultarán extremadamente útiles no solo en los exámenes oficiales para la obtención del título de traductor-intérprete jurado, sino también durante toda su vida profesional.

El curso completo consta de 10 sesiones docentes teórico-prácticas agrupadas en cinco módulos temáticos y basadas en materiales didácticos en soporte impreso y telemático. En cada uno de los módulos se impartirán los conocimientos básicos de una rama del Derecho, que permitirán al alumno acometer con éxito la traducción de distintas tipologías de documentos jurídicos. Cada uno de los módulos ha sido concebido como un curso independiente, de forma que el alumno pueda matricularse en aquellos que más le interesen.

Con el objetivo de que el alumno aprenda a detectar las diferencias entre el lenguaje jurídico inglés y el español, se analizarán y traducirán textos jurídicos en ambas lenguas. Además, el alumno recibirá orientación acerca de la metodología a seguir a la hora de enfrentarse a un encargo real de traducción jurídica.

Para la elaboración de los módulos del curso “Derecho para traductores”, hemos tenido el privilegio de contar con el asesoramiento de Ramón Garrido. Ramón Garrido, traductor y jurista, ha trabajado como traductor para diversas organizaciones internacionales, como la Comisión Europea. Además, cuenta con una dilatada experiencia como docente de traducción jurídica.

MÓDULOS DEL CURSO (son independientes):


Danos tu opinión sobre este curso