Modalidades de traducción

- La traducción jurada se requiere para la traducción de ciertos documentos públicos, tales como contratos, actas, certificados, escrituras, permisos de residencia, o para juicios, tribunales y otras instituciones públicas. NAKOM dispone de una amplia red de traductores jurados reconocidos por los distintos Ministerios de Asuntos Exteriores y organismos competentes de cada país.

- La Traducción de Sitios Web: Localización e Internacionalización de Software. NAKOM colabora con programadores y traductores con el objetivo de lograr una buena traducción y adaptación de programas informáticos y páginas web, a partir de su formato original. La localización e internacionalización de páginas web, videojuegos y cualquier otro tipo de software implica la traducción de los recursos de un programa (cuadros de diálogo, menús, enlaces, etc.) Se trata de traducir, no sólo el texto visible del programa, sino también el código del lenguaje a través del cual está configurado y que no es visible para el usuario. Gracias a la localización y a la internacionalización es posible, por ejemplo, que los códigos que permiten la remisión del usuario de una sección a otra en un espacio multilingüe, funcionen correctamente.

- La Revisión de Textos. Todo proceso de traducción implica una revisión de los textos por parte de colaboradores nativos y especializados en la materia objeto de traducción. No obstante, este servicio puede contratarse de forma aislada, con el objetivo de garantizar que el estilo, la terminología empleada y la calidad del texto sean idóneos en función de la finalidad del texto en cuestión. En ocasiones, incluso se recomienda la revisión del texto original antes de realizar la traducción a otros idiomas.

- La Transcripción es el proceso de reflejar en un documento escrito el registro de voz en un soporte determinado. Se emplea principalmente para entrevistas, discursos, grabaciones de vídeo, etc.

- El Doblaje y la Subtitulación audiovisual de series de televisión, películas, reportajes, documentales, dibujos animados, etc., requieren el conocimiento de una serie de técnicas determinadas, un conocimiento exhaustivo de las lenguas de trabajo y un gran dominio de los distintos recursos idiomáticos.

- La Creación de Bases Terminológicas, Gestión de Terminología y Documentación Corporativas. El trabajo terminológico consiste en establecer vocabularios especializados, esto es, asociar designaciones con sus respectivos conceptos en un determinado campo de especialización. De la terminología y la fraseología dependen la claridad y la precisión de la comunicación. Dicho servicio de terminología se administra mediante una base de datos terminológica bilingüe o multilingüe. Los usuarios y los terminólogos autorizados podrán acceder a ella para fines de consulta y de gestión del contenido respectivamente, con el objeto de mantenerla actualizada y de elaborar léxicos corporativos.